Perspectives

Acerca de “Pacemaker Programming, Physiologic Pacing Settings, and Clinical Outcomes in Real-world Practice: Results from the OPTI-MIND Clinical Study”

Comentario Editorial: Adrian Baranchuk MD FACC FRCPC FCCS,
Head, Heart Rhythm Service
Professor of Medicine
Queen’s University, Kingston, Ontario, Canada

He tenido el placer de leer el artículo “Pacemaker Programming, Physiologic Pacing Settings, and Clinical Outcomes in Real-world Practice: Results from the OPTI-MIND Clinical Study” de los Dres. Biffi y colaboradores (1); recientemente publicado en el “Journal of Innovations in Cardiac Rhythm Management”.

Se trata de un estudio multicéntrico e internacional (Italia, República Checa, Eslovaquia, España, Alemania y otros) cuyo objetivo fue observar la relación entre los parámetros de programación y una serie de puntos finales bien documentados en el seguimiento a 2 años (objetivo primario fue mortalidad total y secundario FA).
Se clasificó de manera simplificada la programación en: 1. Fisiológica (evitando marcapasear el VD de no ser absolutamente necesario, ni la AD en caso de no presentar enfermedad del nódulo sinusal) y 2. No fisiológica.

Se incluyeron un total de 1740 pacientes y se los siguió por un promedio de 24±3 meses.
El hallazgo más importante, y en concordancia con un meta-análisis recientemente publicado (2); el marcapaseo fisiológico (89% DDDR) no se asoció con menor mortalidad, pero si se asoció con una reducción significativa de la FA. Fue muy notoria la baja prevalencia de pacientes que son egresados luego del implante con el dispositivo ajustado de manera fisiológica.

Cabe destacar que el enrolamiento de pacientes terminó en 2011, luego de lo cual, nuevos algoritmos para la prevención de marcapaseo innecesario del VD fueron lanzados al mercado. Una limitante de este interesante estudio es la falta de randomización, pero de cualquier manera nos trae mensajes muy importantes para aquellos dedicados al mundo de los dispositivos: no estamos obteniendo, al egreso del paciente, los mejores beneficios que un dispositivo puede brindar. La correcta programación fisiológica, si bien parece no asociarse con menor mortalidad, se asocia significativamente con una reducción de la FA, lo que conlleva numerosas ventajas.

Referencias

1. Biffi et al. Pacemaker Programming, Physiologic Pacing Settings, and Clinical Outcomes in Real-world Practice: Results from the OPTI-MIND Clinical Study. The Journal of Innovations in Cardiac Rhythm Management 2016; 7: 2229–2237

2. Shurrab et al. Reduction in unnecessary ventricular pacing fails to affect hard clinical outcomes in patients with preserved left ventricular function: a meta-analysis. Europace 2016 (In press)

Este artículo está basado en un estudio original publicado en The Journal of Innovations in Cardiac Rhythm Management. Link: http://www.innovationsincrm.com/cardiac-rhythm-management/articles-2016/january/806-pacemaker-programming